Nuestros Socios: Directorio de Servicios
Entrevistas
19-11-2014
ENTREVISTA A MARÍA O'DONNELL

“Twitter es como mi página de inicio. Cuando quiero saber qué está pasando, es muy frecuente que empiece por Twitter”.

Por Leandro Zalcman.

María O’Donnell lleva en el periodismo más de 20 años. Comenzó en gráfica en Página/12 y luego se desempeñó en la sección política de La Nación, y como corresponsal en Estados Unidos para el diario. En radio, trabajó junto a Jorge Lanata, Jorge Guinzburg, Adolfo Castello, Roberto Petinatto y Magdalena Ruiz Guiñazú como periodista especializada en política. Actualmente conduce “La Tarde” en Radio Continental de 17 a 19 hs, tiene su programa de entrevistas “50 minutos” por Canal 26 y trabaja en su tercer libro. En esta entrevista, una de las tres periodistas más influyentes después de los ’90 según una encuesta realizada por Management & FIT este año, cuenta cómo utiliza Twitter, y cómo esta red de microblogging en muchos casos, permite a los periodistas llegar a los hechos, antes que las camáras de televisión y los diarios.


Foto: Natalia Ventura.

¿Cuándo escuchaste hablar de Twitter por primera vez?
Mi marido es bastante techie y se dedica un poco a las redes sociales, y me insistió con Twitter. Al principio me parecía que me quedaba muy lejos, pero me metí y me envicié bastante.

¿Qué te acordás de tus inicios en Twitter?
Realmente no me acuerdo mucho, me tendría que fijar. Igualmente al ser una cuenta pública, no twitteo sobre cuestiones personales, salvo alguna que otra cosa sobre San Lorenzo. Soy bastante consciente que es una cuenta más pública que personal. Incluyo muchas cosas sobre política, que es lo que a mí me divierte.

¿Qué momentos elegís para twittear?
Cambia según mi rutina laboral. Cuando estaba con Magdalena que arrancaba al aire a las 6 de la mañana, empezaba a twittear desde las 5:30 después de leer el boletín oficial, y también twitteaba a la tarde. Este año como no tengo la primera mañana, estoy más desordenada y me está costando ser más consistente, que es lo ideal en Twitter. Twitteo a media mañana, al mediodía y a veces a la noche. Cuando estoy al aire a veces miro los tweets, y a veces en las tandas respondo algunos.

¿Qué fue lo mejor y lo peor que te pasó en Twitter?
No insulto, y generalmente a los que me insultan los bloqueo rápido. Prefiero no entrar en ese tipo de discusiones. Tuve que bloquear a algunas personas por cosas desagradables, como por ejemplo que se metieran con mi familia. Que me digan gorila o que me digan cosas a mí, me importa menos que cuando me insultan o se meten con mi familia.
Twitter es como mi página de inicio. Cuando quiero saber qué está pasando, es muy frecuente que empiece por Twitter antes que por los portales de noticias. Sé buscar lo que quiero encontrar y también chequeo que no se me escape la tendencia. Lo uso mucho para difusión, para preguntar y buscar cosas. Para mí es una herramienta de laburo extraordinaria.

Con Twitter, ¿qué cambió en tu tarea cotidiana como periodista?
Mucha gente que sé que está en Twitter, le digo a la producción que la busquen por ahí. Muchas notas también se producen por DM primero. Por ejemplo, al día siguiente de la inundación de La Plata, los diarios a la mañana reflejaban sólo la inundación que se había producido en Capital, y no se tenía idea de la magnitud de lo sucedido en La Plata ya que el temporal había empezado a las 9 de la noche del día anterior. Mucha gente me empezó a informar por DM lo que estaba pasando en La Plata. Esa mañana hicimos todo el programa con los testimonios de personas que se contactaron con nosotros a través de Twitter, una herramienta que en muchos casos te permite llegar antes que las cámaras y los diarios. Cuando pasa algo groso y te lo tragás, a nivel profesional me produce mucha angustia o fastidio. Twitter te permite llegar antes, obviamente siempre chequeando la fuente. Fuera del mail que es más personal, para mí Twitter es la herramienta más novedosa y revolucionaria para el uso que le doy a las redes sociales.

¿A qué políticos te gusta seguir en Twitter?
No creo que ninguno sea muy bueno en las redes sociales. Personalmente, no uso Twitter para buscar lo que dijo un político. Hay pocos que le han pegado la onda a Twitter. Por ahí Lilita cuando hace un chiste. Cristina Kirchner creo lo hace bien, cuando twittea coloquial, cuando pone frases, te da algo distinto. Son pocos los políticos que entienden que el lenguaje de Twitter es otro, y que no sirve subir sólo gacetillas, documentos o fotos de actos.

¿Cuál es el rol del periodista en la actualidad?
Hoy hay una sobreabundancia de información; es cada vez más importante la credibilidad de quién te elige contar qué. Es muy difícil que hoy no te entreres de los hechos, y esto revalida más el rol del periodista, ya que hay que interpretar y explicar la noticia. Como comunicadora el rol es mucho más amplio, ya que tiene que ver con explicar los hechos. Trato de hacer el ejercicio de entender, buscar entrevistados que puedan explicar los temas, buscar también visiones contrapuestas, y también elegir aquello que se decide cubrir.

En agosto se difundió una encuesta de Management & Fit realizada a periodistas y a la sociedad, en la que tus colegas te eligieron como una de las 3 periodistas más influyentes después de los 90. ¿Qué sensación te genera?
Me sorprendió y me llamó muchísimo la atención. Es muy agradable que los propios colegas te reconozcan; me generó satisfacción porque me gustan los temas de periodismo y ética periodística, y trato de manejarme con mucha independencia. Me gustó mucho ese reconocimiento.

¿Cómo te ves en 10 años a nivel profesional?
Me veo en la radio, ya que me encanta y tiene la ventaja que podés envejecer en ella. También siempre tengo el refugio de escribir. La radio es mi trabajo estable y me da la libertad de desarrollar proyectos en simultáneo.

Trabajaste en radio con periodistas de mucha trayectoria como Magdalena, Lanata, Guinzburg, y Petinatto. ¿Qué aprendiste de ellos?
Con Lanata empecé a laburar en periodismo, por lo que fue una influencia muy importante para mí. Guinsburg tenía esa cosa de la segunda mañana, y me enseñó la radio más descontracturada, y era muy buen generador de grupos y de climas. Después Magdalena representa el reportaje, que en radio hace que no sea tan predecible y de hacia dónde va a ir el reportaje. Y esa cosa de la primera mañana, acá vengo a empezar el día. Todos tienen herramientas que están buenísimas. Aprendí mucho también con Petinatto, trata de explicar todo de forma simple y tiene un gran preocupación para que se entienda. Hace brillar al que tiene al lado y le busca un rol, un personaje dentro del equipo.

Por último, te llevo a algo más personal. Tu hija mayor tiene 12 años, ¿cómo la ves con la tecnología y cómo se comunica con sus pares?
Está todo el día metida. Es una batalla que uno se entrega y la da como perdida. El padre es más vivo y sabe poner filtros, sabe cuándo está online y la sigue un poco más. Conmigo saben que no soy un peligro.